7 tipos de Modelos de atribución de Google Analytics, que te ayudarán en tu estrategia.

¿Has hecho anuncios recientemente? o ¿vas a comenzar una estrategia de marketing? Entonces debes conocer los modelos de atribución que te ayudarán a ver si de verdad están convirtiendo en el objetivo que deseas; y, podrás saber exactamente el recorrido que ha dado el cliente para hacer la conversión.

¿Qué son los modelos de atribución?

Cuando un usuario hace una compra, suscripción, descarga un producto, etc; ha pasado por diferentes canales, a los que se le han asignado un determinado valor; de esta manera, a través de un conjunto de reglas el modelo de atribución puede determinar todos los pasos que ha seguido tu cliente hasta llegar a conseguir el objetivo que has trazado.

Un ejemplo de ello; es cuando un visitante entra a un e-commerce, antes de realizar la compra ya ha pasado por varios canales; que puede ser un anuncio, búsqueda web, etc. Todos esos canales tienen un valor para así saber de dónde provino ese cliente.

¿Por qué es importante conocerlo? Tan sencillo que ello te permite determinar si los medios que estas empleando para llegar a un consumidor está siendo efectivo y si el mensaje usado es el adecuado para conseguir el objetivo final: la venta.

Tipos de modelos de atribución.

Por supuesto; son varios los modelos de atribución de Google Analytics que debes analizar para saber el recorrido de tu cliente y así clarificar tu estrategia de marketing.

1.- Último clic indirecto.

Google Analytics asigna este valor al último clic indirecto que ha hecho el visitante antes de hacer la conversión; es decir, descarta el tráfico directo y se toma en cuenta el último canal en el cual se ha hecho clic antes de comprar.

La desventaja de este modelo es que al centrarse en la última actividad realizada; se pierde la información de los diferentes medios por los que pasó el cliente antes de comprar.

2.- Primera interacción.

Este modelo es completamente diferente al anterior; y es que el valor de conversión que se toma en cuenta es del primer canal que ha sido visitado por el cliente antes de realizar la compra.

Veámoslo en un ejemplo simple: cuando colocas un anuncio en cualquier plataforma y al cliente hacer clic es direccionado al e-commerce, landing page o página web para realizar la compra. Este modelo es importante cuando tienes en marcha una campaña de anuncios, así sabes si está siendo efectiva o no.

3.- Última interacción.

Se le atribuye la conversión al último canal por donde pasó el cliente antes de realizar la compra; es decir, la última plataforma con la que interactuó antes de concretar el objetivo de tu campaña.

Este es muy útil para las ventas directas, cuando el comprador no pasa por la etapa de consideración.

4.- Atribución lineal.

Se le atribuye de forma equitativa los valores de conversión a cada canal del recorrido de venta que hizo el consumidor. En pocas palabras; si paso por 4 canales, antes de cerrar la compra, cada uno de ellos tiene un peso del 25% de esa venta.

Es ideal para las campañas diseñadas para estar en contacto con el cliente continuamente, ya que te deja ver todos los medios implicados en la venta.

5.- Último clic de AdWords.

En este apartado se le atribuye todo el valor de la conversión al anuncio hecho en Google Adwords que ha clicado el comprador antes de pagar. Esto, sin tomar en cuenta si el cliente ha hecho clic en otros anuncios antes del último previo a la compra.

Si ya tienes una campaña de anuncios en Google, es importante el monitoreo de este modelo para saber cual promoción está funcionando adecuadamente y cual no.

6.- Según la posición.

Este es un híbrido entre la primera interacción y la última interacción; por lo que el peso del valor de la conversión se atribuye a los dos modelos. De esta manera, la primera y la última interacción que tenga el consumidor previo a la venta serán las que posean mayor atribución; en este caso un 40% cada una.

Y las interacciones medias se llevarán un 20% del peso de la compra; por lo que se valora todos los canales empleados para conseguir el objetivo final; tanto los del medio como los extremos que intervienen en el proceso.

7.- Deterioro del tiempo.

Se basa en otorgarle mayor valor a los puntos que están más próximos a la conversión; y se va deteriorando a medida que los puntos se alejan de la conversión con el tiempo.

Su valor predeterminado es de 7 días; es decir, que el valor más alto será el punto de contacto del día de la compra y si este se produce 7 días antes de la conversión tendrá la mitad del valor. Y si la acción se produce 30 días antes tendrá un mínimo valor.

Crea tu modelo de atribución personalizado.

Como verás también puedes crear tu propio modelo personalizado, según tus necesidades; esto lo haces por medio de la herramienta de comparación de modelos, personalizando hasta 10 modelos siguiendo las reglas según sea el caso.

Si lo que deseas es ajustar en lo posible un modelo según las necesidades de tu negocio; entonces puedes optar por crear tu modelo a la medida.

Google analytics te permite medir y analizar de donde proviene cada conversión, cuales canales han intervenido en el proceso de venta; y, de cara a la efectividad de la estrategia que se ha diseñado para tal fin; es importante monitorear constantemente estos resultados.

Con los modelos de atribución en Google Analytics puedes tener claro estas métricas; además cada uno de ellos te aporta un valor, que según la estrategia de marketing que estés implementando en ese momento será de mucha ayuda para optimizarla.

Por eso es importante que al implementar cualquier estrategia se comience a monitorear en google analytics de donde proviene cada conversión que se logre; analizando los modelos de atribución según sea el caso a el que corresponda y así medir la efectividad de la inversión que se está realizando en la campaña.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *